Terra (Luna), tu token de (des)confianza. Parte 1

12.05.2022

Las caídas, eliminan los proyectos residuales, demostrando los "pufos criptográficos"

Esta primera parte del artículo ha sido escrita por nuestro amigo y colaborador DAN, experto en blockchain y articulista del sector crypto ¡Muchas gracias de antemano!


La moneda alternativa Terra proporcionaba estabilidad de precios y la amplia adopción de las monedas fiduciarias con la resistencia a la censura de Bitcoin ofrecía liquidaciones rápidas y asequibles. Todo en teoría, por supuesto.

Terra, se lanzó oficialmente en abril de 2019, en un protocolo de Blockchain que utiliza tokens estables con margen fiduciario para impulsar sistemas de pagos globales de precio estable.

La mayoría de tokens estables, están vinculados al dinero fíat, tokens o activos emitidos en una Blockchain que está vinculada a un gobierno o a una moneda emitida por un banco. Cada criptodivisa vinculada está diseñada para tener siempre un valor específico en efectivo en las reservas de Terra.

Terra pretendía combinar la estabilidad de precios y la amplia adopción de las monedas fiduciarias con la resistencia a la censura de Bitcoin (BTC) y ofrecía liquidaciones rápidas y asequibles.

A partir de septiembre de 2021, empezó a ofrecer tokens estables vinculados al dólar estadounidense, al won surcoreano, al tugrik mongol y a la cesta de monedas de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional.

El token nativo de Terra, LUNA, se utilizaba para estabilizar el precio de los tokens estables, con un algortimo de funcionamiento similar al del por ahora sólido proyecto Maker Dao con su token estable DAI.

Terra fue fundadada en enero de 2018 por Daniel Shin y Do Kwon, quienes concibieron el proyecto para impulsar la adopción de la tecnología Blockchain y la criptodivisa a través de un enfoque en la estabilidad del precio y la usabilidad.

Terra pretendía ser única en su género, ya que utilizaba varios tokens estables con valor fiduciario para combinar las ventajas de las criptomonedas con la estabilidad diaria de los precios de las monedas fiduciarias.

La plataforma de Blockchain y criptomonedas comenzó su desarrollo en enero de 2018 y su Blockchain de red principal entró en funcionamiento en abril de 2019.

Siempre mantuvo su vinculación 1:1a través de un algoritmo que ajusta automáticamente la oferta de tokens estables en función de su demanda.

Para ello, se incentivaba a los titulares de LUNA a intercambiar LUNA y tokens estables a tipos de cambio rentables, para ampliar o reducir la oferta de tokens estables para satisfacer la demanda.

Cada transacción está sujeta aproximadamente a una comisión del 2%-3% que se cobraba al comerciante.

Los creadores de Terra, Daniel Shin, y Do Kwon, querían crear monedas que tuvieran un precio menos volátil que el de criptomonedas como Bitcoin, pero que aún tuvieran mucho margen de crecimiento (parece que no ha salido tan bien).

Los tokens estables de Terra consiguen la estabilidad del precio a través de la colateralización utilizando Luna en un mecanismo similar al que en su día tuvo la moneda fiduciaria al utilizar un activo subyacente como el oro.

Por ejemplo, Luna podría mantenerse como reserva para la emisión de tokens estables respaldadas por criptomonedas.

Terra además tiene unos 2 millones de usuarios activos en Corea del Sur y 40.000 en Mongolia. Cada transacción paga una pequeña cuota a los interesados en Luna, en efecto, significando que el grupo de titulares de Terra que haya apostado su cripto, gana más criptoactivos por las transacciones que se realizan.

Terra tiene un suministro de 1.000 millones de tokens, y si se supera, LUNA se quema hasta que vuelve al nivel de suministro de equilibrio. Se acuñaban nuevos tokens LUNA a través del algoritmo del protocolo para mantener el precio de los tokens estables de Terra.

La acuñación es el proceso de validación de la información, la creación de un nuevo bloque y el registro de esa información en la cadena de bloques.

LUNA se puso a la venta por primera vez en una venta privada de tokens en agosto de 2018 para los inversores iniciales, entre los que se encontraban los principales exchanges como Binance, y Okex y se recaudaron 32 millones de dólares de Terra.

De los 385 millones de LUNA acuñados para la venta, el 10% se reservó para Terraform Labs, el 20% para los empleados y contribuyentes del proyecto, el 20% para la Terra Alliance, el 20% para las reservas de estabilidad de precios, el 26% para los patrocinadores del proyecto y el 4% para la liquidez de génesis.

La Blockchain de Terra está asegurada utilizando un algoritmo de consenso de prueba de apuestas, en el que los titulares de tokens LUNA apuestan sus tokens como garantía para validar las transacciones, recibiendo recompensas en proporción a la cantidad de LUNA apostada.

Los titulares de tokens también pueden delegar a otros para validar transacciones en su nombre, compartiendo cualquier ingreso generado.

En mayo de 2019, la firma de verificación y pruebas de penetración de Blockchain CertiK completó una auditoría de seguridad de la red examinando su modelo económico para probar contra la manipulación del mercado, su arquitectura y su lenguaje de codificación (no parece que haya funcionado muy bien, cabe añadir).

CertiK encontró que el "modelado y el razonamiento matemático" de la red Terra se "consideraban sólidos", aunque no quiso comentar sobre el rendimiento de la Blockchain.
El token nativo de Terra, LUNA, cotiza todavía en varias bolsas de criptodivisas como Huobi, Bitfinex y Upbit, donde se puede negociar con monedas fiduciarias, tokens estables y otras criptodivisas.

¡Continuará con la parte del poli malo! 🙂

Si te ha gustado este artículo puedes leer otros interesantes que ha escrito DAN en el siguiente link